La palabra del presidente

T1AB1123-1

Cannes, le 18 noviembre de 2017

Serenísimas grandes maestras y serenísimos grandes maestros,

Muy queridas hermanas,

Muy queridos hermanos,

Ante todo soy masón vinculado a la tradición iniciática, a la diversidad de las obediencias que la componen y a nuestros valores. Mi voluntad es de trabajar para fortalecer la Cadena de Unión que enlace a todas las masonerías del mundo.

Cada obediencia que forma parte del CLIPSAS es imagen y expresión de esta gran alianza mundial, uniendo el norte con el sur, el este con el oeste, que pretende construir un mundo con conciencia total de solidaridad.

Somos eslabones en la cadena ininterrumpida de Hermandad, uniendo a aquellos que han vivido nuestra esperanza, con los que  aún lo van a vivir.

Nuestra intención es de seguir poniendo las fuerzas para alcanzar esta unidad ideal; Eso implica incluir y fortalecer a todos los proyectos que merecen ver la luz del día.

Hay en el CLIPSAS fuentes inagotables de ideas y de talleres para llevar a cabo. Tenemos que trabajar aún más a la armonía de libertades y a su defensa y a la aplicación efectiva de los derechos humanos.

Debemos  construir un futuro en que la fraternidad, la solidaridad, y el respeto por el otro son mas que palabras.

Hoy las tensiones que recorren nuestro planeta provocan miedo y ponen a prueba nuestra capacidad para construir, para concebir una sociedad mejor y más justa.

Nosotros, los masones del CLIPSAS somos conscientes que el objetivo final solo puede ser la solidaridad.

Procedentes de diferentes continentes, tenemos diferentes culturas y diferentes creencias, pero nos unen los mismos valores.

Deseo ser la voz de vuestras voces, la voz de vuestros deseos.

Quiero laborar con el corazón con el fin de extender la ambición de nuestros fundadores, para contribuir a que en este siglo nuestra Hermandad florezca.

Quiero unirme a vuestro lado en esta historia colectiva que supera la existencia personal.

Somos los herederos de una larga tradición iniciática y de un gran mensaje humanista, debemos trasladarlos y llevarlos hacia el futuro.

Pondré toda mi energía para merecer la confianza vuestra depositada en mí.

Podéis estar convencidos del esfuerzo que haré en todas las circunstancias para cumplir con ese trabajo, con sabiduría y determinación.

Serenísimas grandes maestras y serenísimos grandes maestros, muy queridos hermanas y hermanos, os aseguro de mi lealtad hacia la estima y la fraternidad que les doy.

François PADOVANI.

Presidente de CLIPSAS


Deja un comentario